«

»

El Acuerdo de Libre Comercio UE – EE.UU.

La noticia de comercio internacional de mayor envergadura de la primera mitad del año es sin duda la propuesta de un Acuerdo de Libre Comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos. Con un alcance histórico, el Tratado uniría los dos socios comerciales más importantes del mundo, que sumarían fuerzas frente a los mercados emergentes, especialmente China.

Las relaciones comerciales UE – EE.UU.

Según datos de la Comisión Europea, el comercio en bienes entre la UE y los EE.UU. para 2012 alcanzó medio billón de euros, con un balance a favor de la UE de unos 85 mil millones de euros. La tendencia en los últimos tres años ha sido de cada vez mayor volumen, con una balanza comercial cada vez más favorable.

Para el sector Servicios, las tendencias son parecidas, aunque el volumen total de comercio fue de unos 285 mil millones de euros en 2012, con un superávit europeo de 5.300 millones de euros.

Este volumen de comercio determina el estado de la economía global, dado que o los EE.UU. o la UE son el principal socio comercial de prácticamente cualquier otro país del mundo.

Impacto del Acuerdo

Según el think-tank CEPR (Centre for Economic Policy Research), el Acuerdo estimularía la economía europea con 119 mil millones de euros anuales y la estadounidense – con 95 mil millones de euros. También, unos 100 mil millones se generarían en el resto del mundo.

Según la misma fuente, el total de exportaciones europeas aumentaría un 6% y las estadounidenses – un 8%. También, se estimularía el mercado laboral en ambos lados del Atlántico, obligando a tan solo 0.5% de la fuerza laboral a desplazarse a otros puestos de trabajo.

Objetivos del Acuerdo

Con el Acuerdo se pretendería reducir los aranceles, lograr mayor apertura del sector servicios y aumentar las inversiones, estimulando el crecimiento. Sin embargo, el 80% de las ganancias potenciales proceden de la reducción de barreras no arancelarias, reduciendo la burocracia y alineando las regulaciones de seguridad y medio ambiente.

Objeciones del Acuerdo

Por supuesto, no todos preven beneficios con el Acuerdo de Libre Comercio. Ya que se prevé un aumento del 150% en la exportación europea de vehículos, el sector del automóbil estadounidense podría verse gravemente afectado. Por otro lado, la menor protección laboral en Estados Unidos podría llevar a pérdidas para los trabajadores europeos, al buscar el equilibrio entre las regulaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *